Saltar al contenido
Todo Tortugas

Terrarios para tortugas

Si tienes una tortuga terrestre en casa y quieres comprar un buen terrario para ella, has llegado al lugar adecuado. En esta tienda online especializada puedes encontrar los mejores terrarios para tortugas de tierra. Mira la gran variedad que tenemos y elige el que mejor se adapta a tu mascota.

Cómo elegir un buen terrario para tortugas terrestres

El mejor modo de criar en cautividad tortugas terrestres es alojarlas en un amplio recinto al aire libre; si las necesidades climáticas de una determinada especie impiden esta ubicación, lo más recomendable es orientar la elección hacia una especie adaptable a nuestro clima; estos reptiles exigen espacios amplios, difíciles de obtener en un terrario.

Sin embargo, en algunas situaciones es necesario criar las tortugas en espacios reducidos; es el caso, por ejemplo, de las especies tropicales durante la estación fría, de los individuos enfermos o en observación, de los que no son capaces de afrontar el letargo o de los ejemplares muy jóvenes durante las primeras fases del crecimiento.

En esta sección te ayudamos a encontrar el terrario más adecuado si te encuentras en cualquiera de estas situaciones.

Un buen terrario debe presentar las siguientes características: 

  • Estar a prueba de fuga (una tortuga que consigue salir del terrario puede caer al suelo y resultar herida).
  • Tener dimensiones adecuadas (las tortugas necesitan mucho espacio).
  • Proporcionar a los animales las condiciones ambientales adecuadas (temperatura, humedad, fotoperiodo, etc.).
  • Ser fácil de limpiar (la higiene es esencial).

Un terrario bien conservado puede resultar costoso. Antes de adquirir una tortuga, por tanto, hay que realizar un meticuloso estudio para establecer las necesidades de la especie con relación a las condiciones ambientales y el tiempo de alimentación que exige. 

comprar terrario para tortugas
Elegir un buen terrario para tu tortuga doméstica es algo que debes tomarte muy en serio

El material en el que esté fabricado el terrario es sumamente importante, porque influye en el microclima presente en su interior.

Se aconseja comprar terrarios de vidrio, un material óptimo y duradero, fácil de limpiar y desinfectar, que no se resiente con la humedad y que permite una visión perfecta.

El plástico, por el contrario, presenta la desventaja de arañarse, lo que con el tiempo resultará antiestético. 

La fibra de vidrio es otro material muy adecuado si quieres comprar un terrario: al ser opaca, se puede utilizar para el fondo y tres de los lados (el cuarto lado será de vidrio, para poder ver al animal). 

La madera también es un o de los materiales ideales para los terrarios, siempre que esté tratada con un barniz impermeabilizante no tóxico que la haga resistente a la humedad. 

Sea cual sea el que elijas, lo fundamental es que el terrario resulte fácil de limpiar, operación que será más llevadera si se dota el terrario de un cajón extraíble. 

Es importante recordar que si las paredes son transparentes las tortugas intentarán traspasarlas constantemente, porque no se dan cuenta de que son un obstáculo; para evitar este inconveniente es aconsejable transformar en opacos el fondo, dos lados y el borde inferior de la parte delantera con la ayuda, por ejemplo, de paneles de madera o con papel adhesivo opaco. 

Por último, hay que tener en cuenta que un sistema adecuado de ventilación en el terrario es esencial no sólo para la renovación del aire sino también para evitar un excesiva acumulación de humedad, que podría favorecer la aparición de hongos y bacterias. Con frecuencia, la ventilación se lleva a cabo mediante agujeros, protegidos con rejas, a ambos lados, uno alto y otro bajo. 

Las dimensiones del terrario

La dimensión mínima del terrario debería permitir a los animales un comportamiento natural, en primer lugar, respecto a la termorregulación. Gran parte de la actividad de las tortugas se centra en esta, con el fin de mantener una temperatura corporal adecuada.

En su medio natural estos reptiles consiguen mantener dentro de un intervalo determinado su temperatura corporal acercándose a zonas más cálidas o más frías de su hábitat; en cautividad deben poder hacer lo mismo.

Por tanto, hay que intentar crear una zona más cálida, el denominado punto caliente  (hot spot), y otra más fresca; para ello es indispensable que las dimensiones del terrario sean lo suficientemente grandes como para permitir crear una gama de  temperatura.

En el caso de las tortugas de climas tropicales, como Geochelone carbonaria o G. sulcata, la presencia de una gama térmica es menos importante, porque estos animales viven en un ambiente a temperatura relativamente constante. 

Naturalmente, las dimensiones del terrario deben ser proporcionales a las del animal que se aloja en él. Una G. sulcata, por ejemplo, requiere un espacio tan amplio para poder gozar de las condiciones de vida que, más que un terrario, necesitaría una habitación completa. 

¿Cuántas tortugas puedo meter en un terrario?

Las dimensiones del terrario deben ir en proporción al número de individuos presentes. Las tortugas son muy territoriales y luchan frecuentemente entre sí, en particular los machos en la época de celo, a veces hiriéndose de gravedad y, por tanto, generando situaciones estresantes. 

Si se mantienen juntos más individuos, habrá que proporcionar escondrijos y barreras visibles para garantizar que todos tienen un escondrijo propio y pueden acceder fácilmente al agua, a la comida y al calor.

Como regla general, tanto los machos como las hembras deben ser alojados por separado, excepto en la estación reproductora para permitir el apareamiento. Los individuos jóvenes, además de tener la ventaja de su reducido tamaño, pueden estar juntos sin problemas. 

Por el contrario, hay que evitar colocar juntas especies diferentes, ya sea por la  dificultad de crear un hábitat que las satisfaga a todas como por la intención de no divulgar agentes patógenos (virus, bacterias, parásitos) de una especie a otra. 

diferentes especies de tortuga
Debemos evitar poner juntas especies diferentes de tortugas

¿Dónde debo colocar el terrario?

El terrario debe estar situado en un punto tranquilo de la casa. La presencia de un constante ir y venir de personas o animales, como perros y gatos, puede asustar a las tortugas.

La mejor ubicación es bajo un techo de vidrio, por ejemplo, un invernadero. En estas condiciones, la tortuga percibe mejor la variabilidad luminosa de las estaciones climáticas, lo que ayudará a su preparación para el reposo invernal o para la reproducción. También son recomendables las estancias con grandes superficies acristaladas.

Una ubicación sin luz natural puede comportar consecuencias negativas para el ciclo vital de la tortuga, por lo que en este caso, será preciso sustituir la fuente de luz natural por otra artificial que cumpla con el mínimo de garantías.

Hay que tener sumo cuidado de evitar las corrientes de aire, que son nocivas para la salud de la tortuga.

También es peligroso colocar el terrario directamente al lado de una ventana. En invierno, la superficie del cristal se enfría tanto que baja la temperatura ambiental, mientras que en verano los rayos del sol pueden calentarlo en exceso y provocar la muerte de sus habitantes.

Nunca debe permitirse a la tortuga que se desplace por el suelo de la vivienda. Aunque esta esté provista de calefacción en el suelo, la circulación de aire puede provocar corrientes indeseables.

tortura terrestre en casa
Debemos evitar que la tortuga ande por el suelo de la casa.

Deben evitarse las vibraciones procedentes de electrodomésticos, como aparatos de sonido o la nevera. Estas vibraciones inquitan a las tortugas.

La higiene en el terrario

Para que los animales conserven una buena salud es necesario garantizar una escrupulosa higiene del terrario. Ya que las tortugas ensucian mucho, hay que cambiar el sustrato, al menos en parte, todos los días y el recipiente del agua debe estar siempre limpio. 

Todos los elementos presentes en el terrario deben ser lavados periódicamente, y desinfectados o reemplazados. Un desinfectante económico y eficaz es la lejía diluida en abundante agua corriente. En cambio, hay que evitar a toda costa los desinfectantes a base de fenol, que son tóxicos para los reptiles. 

Por último, debes tener en cuenta que para crear un ambiente adecuado en el terrario, es muy importante controlar la temperatura e iluminación, la ventilación y la humedad, así como elegir el sustrato más adecuado que servirá de base. Date una vuelta por el resto de secciones de la tienda para elegir los complementos adecuados.

Otros productos para tortugas domésticas que puedes comprar: